Para cruzar de Ecuador a Peru hay un recorrido por la costa, (Guayaquil-Mancora-Chiclayo), que es la mas turística, lo cual la hace mas directa y sencilla. Otra opción es ir por el interior (Vilcabamba-La Balsa-Chachapoyas) Se tardan dos días, no hay camino directo y tienes que hacer 6 paradas. Si es mas complicada, ¿por qué hacer esta ruta? Porque es una ruta local, perfecta si lo que quieres es alejarte del ritmo turístico. Porque el paisaje es tan increíble que merece la pena. Y porque al final resulto toda una aventura.

Primer tramo: Vilcabamba – Zumba. 6 horas, 6 dólares.
Probablemente, la distancia total entre inicio y fin sea de 500 km, pero atravesar montañas por un camino de piedras en plena temporada de lluvias hizo el primer tramo el mas complicado.

El día antes de salir habia estado lloviendo con fuerza y decidimos que, en lugar de coger el autobús a las 6 de la mañana y hacer el primer tramo hasta San Ignazio, cogerlo a las 10 a.m., que el camino estuviera algo mas seco y parar en Zumba. Pero, después de casi 5 horas en autobus, primero nos encontramos con un cuello de botella (del trafico y del barro que había) y después vimos como parte del camino habia desaparecido debido a un desprendimiento de tierra. Eran las 3 de la tarde y una maquina excavadora llevaba desde las 12 p.m. trabajando para despejar el camino, pero cuanto mas queria avanzar, mas tierra se desprendía. El autobús de las 6 de la mañana no parecía tan mala opción ahora, porque el camino estaba lleno de barro igualmente pero con posibilidades de avanzar, mientras que ahora estabamos atascados en medio de la montaña, con apenas 3 horas de luz y sin respuesta clara del conductor de lo que íbamos a hacer.

image

El resto de pasajeros, mucho mas acostumbrados que yo a este tipo de situaciones, cargaron sus bolsas y sus niños a la espalda y cruzaron, como si no pasara nada. Nosotros, aunque no quisieramos reconocerlo, sabíamos que teniamos que cruzar. El conductor del autobus iba a dar la vuelta y lo mas cerca a la civilización era volver casi al punto donde comenzamos por la mañana. No se bien como, convencimos a un chico que viajaba en el autobus a que nos ayudara con la mochila de Cliff (que pesa 20 kg) y antes de darnos cuenta estabamos cruzando.

image

Del otro lado, alguien de la zona que tampoco podía continuar se dio la vuelta con todos los que habíamos cruzado. Por un par de dolares hizo el negocio del día. Cobró a cada uno lo que le parecía y nosotros, al ser los unicos extranjeros, pagamos mas.

image

Llegamos a Zumba a las 6 de la tarde, tardamos 10 minutos en dar la vuelta a todo el pueblo y regresamos al hostal a descansar.

Segundo tramo: Zumba – La Balsa. 1,5h, 2,75 dólares.
8 de la mañana, cogimos un ‘autobus’ direccion La Balsa. El autobús, no es mas que un camion con la parte trasera abierta y postes de madera acolchados a modo de asientos. Aunque no suela alentador fue bastante cómodo y agradable. Comenzamos el trayecto unas 10 personas, que poco a poco se fueron parando por el camino. Llegamos a la frontera nosotros y tres personas mas.

image

Literalmente, la zona se compone de 4 casas + el control de pasaportes, siendo una de ella para comprar algo de comida y cambiar dólares/nuevos soles. Aun asi, tardamos 1 hora en todo el tramite.

Del lado ecuatoriano, el control de pasaportes esta en la oficina de la policía, donde te ponen el sello y te registran en el sistema. En este lado fue donde cambiamos dinero.

Cruzamos por un puente, que nos llevo 30 segundos, y ya estabamos en Peru. Los tramites en este lado fueron extremadamente largos y eso que eramos los unicos en el lugar (las otras tres personas que llegaron con nosotros en el autobus ya habian cruzado) Hay dos oficinas, una donde rellenas la hoja de entrada al país y la otra (que es la “estación de policía”) donde realizar el control del pasaporte.

image

Tercer tramo: La Balsa – San Ignacio. 2 horas, 17 soles
A partir de aquí todo funciona por ‘Colectivos’: coches o furgonetas compartidas que no salen hasta que no esta llena. Menos mal que no éramos los únicos en cruzar (nos hubiera tocado pagar 70 soles por el coche completo o esperar a que llegara mas gente) y una vez hecho el tema del pasaporte, las otras tres personas y nosotros nos montamos en el único coche que creo estaba disponible, no parecía que hubiera mas opción. Esta parte fue cómoda, una vez pasas a Peru la carretera esta asfaltada en todo el recorrido.

Llegamos a San Ignacio para enlazar con otro colectivo a Jaén. Tanto aquí como en la siguiente parada, las conexiones están tan separadas unas de otras que tienes que coger una moto-taxi para continuar.

image

Cuarto tramo: San Ignacio – Jaén. 3 horas, 12 soles.
Si en Ecuador estas rodeado de humedad y montaña, cuando sales de San Ignacio todo se hace llano y caluroso.

Quinto tramo: Jaén – Bagua Grande. 1 hora, 7 soles.
A diferencia de la furgoneta anterior (mas vieja no podía ser) ésta era totalmente nueva. Tuvimos que esperar 15 minutos hasta que salimos y para entonces eran ya las 2 de la tarde.

Sexto tramo: Bagua Grande – Chachapoyas. 3 horas, 20 soles.
Ultimo tramo, por fin. Lo mejor fue que el colectivo nos dejo a la puerta de la salida para el siguiente. Eso fue lo único bueno. Hasta ahora habíamos tenido mucha suerte, todos los colectivos arrancaron nada mas montarnos, lo que hizo el día mas fluido y en este punto, casi hecho.

Esperamos hora y media hasta ser los suficientes para salir. A mitad de camino se hizo de noche, poco a poco volvíamos a adentrarnos en montañas y para nuestro gozo empezó a llover a mares. Estas ultimas 3 horas se hicieron mas largas que el resto del día. Finalmente llegamos a Chachapoyas a las 8 de la tarde, después de un día sin apenas comer ni beber.

image